Comunidad de clientes potenciales

Después de la optimización para motores de búsqueda y la publicidad online, las redes sociales completan el trío para la generación de tráfico hacia la página web.

El principal papel de las redes sociales para la empresa, es crear comunidades de personas interesadas en su tema, para irlas movilizando gradualmente a un siguiente paso, esperando que en algún momento futuro se conviertan en clientes. Es un proceso de enamoramiento para invitar constantemente a su comunidad a avanzar, llevarlas a su página web o a su base de datos para empezar a comunicarse regularmente con ellos, no sólo dentro de la red social, sino con sus propias herramientas de email marketing.

Qué es realmente una red social

Una efectiva participación en redes sociales empieza por entender qué es una red social. Más allá de Facebook, Google+ o Twitter, que son plataformas tecnológicas que facilitan la congregación de personas, las redes sociales han existido toda la vida. Siempre ha habido grupos de personas que comparten un interés común, grupos de personas que simplemente se unen para profundizar y tratar temas que despiertan gustos, preferencias y pasiones.

Bajo este principio, una red social es un grupo de personas que comparten un interés común, donde ese interés el que determina el dinamismo de la comunidad. Entre mayor afinidad exista, mayor la interacción, el sentido de afiliación y de pertenencia a la comunidad. Es el principio del ser humano de sentirse parte de algo más grande, de pertenecer a un colectivo y de compartir lo que le apasiona.

Las redes sociales han estado siempre, grupos de personas que les encanta el avistamiento de aves, la cocina clásica italiana, el scrapbooking, los autos antiguos, coleccionar monedas, el marketing u otro tipo de cosas. Cada una es una red social.

¿Cuál fue la contribución de internet a las redes sociales?

Les dio un espacio común para reunirse, ya no sólo de manera presencial como en el pasado, sino de manera virtual. Es así como para encontrar otras personas apasionadas por el ciclo montañismo, ya la única opción no es preguntar a los amigos del barrio o a la asociación local, sino buscar en internet qué grupos existen con las mismas preferencias y hacer parte de una red social global mucho más grande y dinámica; sin que implique perder el contacto local y personal.

Las redes se extendieron a internet, tienen un nuevo lugar de reunión. Lo que han hecho las plataformas es evolucionar el principio de la red social, facilitar la interacción y la comunicación entre estas personas que ya tenían la pasión.Ahora el interés en los carros antiguos ya no tiene que estar sujeto a personas la ciudad o en el país, que también son amantes del tema, sino que se puede acceder a otras comunidades en diferentes partes del país y del mundo. Interactuar y vivir otras experiencias, así como conocer nuevas personas. Y esa es la finalidad de una red social, que pueda socializar con otras personas que comparten la misma filosofía y los mismos intereses. Este será el principio que guiará su estrategia para participar en ellas como compañía.