Qué es publicidad online

Publicidad online es hacer publicidad en internet, de manera que cuando un cliente potencial se encuentre navegando una página de deportes, un portal de noticias, una red social o un motor de búsqueda, tenga la posibilidad de encontrarse con su anuncio y de esa manera, enterarse de lo que su empresa tiene para ofrecerle.

La publicidad online se refiere a invertir dinero para promoverse en diferentes formatos digitales, desde banners y videos, hasta anuncios en Google Adwords,  Google Display, YouTube, Facebook Ads, Instagram, Twitter y Linkedin entre otros. Los motores de búsqueda son importantes generadores de tráfico, cuando el contenido de la página coincide con los temas y aspectos que se buscan en Google.

Sin embargo, participar en el juego del SEO de una manera efectiva y aparecer en la primera página para las búsquedas que nos interesan, puede ser todo un desafío. Por esta razón, invertir en publicidad puede ser una muy buena alternativa como complemento o cuando no es posible lograr suficiente visibilidad con las búsquedas orgánicas.

Para que la inversión en publicidad online se justifique y genere tráfico calificado (clientes potenciales), deberá cumplir con ciertos criterios según el tipo de publicidad y los formatos a utilizar. La publicidad no sólo busca vender, sino invitar a un siguiente paso (que entre muchas otras cosas, puede ser una venta). Importante seleccionar el vehículo publicitario más apropiado y qué debe tener en cuenta para que la inversión fructifique.

Por qué considerar la publicidad online

Comparado con otros vehículos publicitarios, la publicidad online es uno de las más efectivos, pues pocos tienen el alcance, nivel de segmentación y medición, con un relativamente bajo nivel de inversión.

Total control del presupuesto.

No sólo se trata de poder invertir muy poco dinero, también de poder controlar cuándo se muestra, cuándo no y cuándo lo pone en pausa. Puede establecer un presupuesto diario o para toda una campaña, con un costo que esté dispuesto a pagar por cada clic. En otras palabras, usted pone las condiciones. Algo impensable en los medios tradicionales.

Todo es medible

Cada acción en Internet es medible, todo es rastreable, cada clic que la persona hace, cada descarga, cada vez que alguien llena un formulario, revisa una página o la abandona.

Cualquier movimiento en Internet es medible.

Al poder medir cada una de las acciones, puede permanentemente experimentar, evaluar, medir y ajustar. Puede saber qué funciona y qué no, de manera que vaya perfeccionando sus estrategias online.

Económicamente accesible.

Independiente de que su presupuesto sea de US$10 o US$10.000, tiene la posibilidad de hacer publicidad. La publicidad online, además de haber transformado la forma de pagar (sólo por efectividad del anuncio, CPC); también democratizó y puso a disposición de cualquier empresa, por pequeña de sea, sus clientes potenciales.