Contenido no vale nada

Contenido sólo no sirve para nada, o por lo menos mucho d él. Si alguien se te acercara y preguntara: quiero que escribas contenido para mí (o mi marca), ¿que pensarías? …No contestes, no quiero saberlo.

Imagina que te estoy haciendo una entrevista para trabajar como Director de Mercadeo de la corporación más admirada de tu país y durante la entrevista te pregunto: cuéntame un poco de tu experiencia.

Detalles